PALFINGER en España

PALFINGER comenzó su trayectoria en el mercado español en 1977 a través de su distribuidor exclusivo MYCSA MULDER Y Co, S.A., empresa constituida por Hans Mulder con la idea de cubrir un vacío de mercado existente en la elevación y manipulación de cargas y en la elevación de personas. 

MYCSA se ha consolidado como el número uno en el mercado nacional teniendo momentos claves que han marcado su historia de éxito. En 1984 se incorpora Olaf Mulder, que impulsa la actividad comercial con el establecimiento de la Red de Concesionarios. En 1999 se inaugura el taller de montaje ELESA con instalaciones altamente especializadas para el montaje de grúas. En su gran fase de expansión entre 2004 y 2007, inaugura su centro de Distribución y Logística con más de 11.500 m2 y se adquiere la empresa distribuidora de PALFINGER en Portugal, transformándose en el distribuidor de PALFINGER en la Península Ibérica y archipiélagos. Soportado por su amplia red comercial y de servicios, en 2007 España se convierte en el más importante mercado de grúas PALFINGER en Europa.

A finales de 2015, el Grupo PALFINGER firma un acuerdo con la familia Mulder, accionista único de MYCSA, para la adquisición del 75 por ciento de la actividad dedicada a Palfinger, continuando sus operaciones bajo el nuevo nombre PALFINGER IBÉRICA.

Como distribuidor independiente, PALFINGER IBÉRICA emplea alrededor de 130 trabajadores en seis emplazamientos diferentes, centrados en la venta y mantenimiento de grúas hidráulicas articuladas, grúas forestales y para reciclaje, equipos de gancho, plataformas aéreas, equipos para vialidad invernal y toda una división específica para la gama marina.